Revela tu mejor versión

(+57) 315 448 2596 (+57) (096) 887 45 13 Manizales-Colombia

Cómo comer en las noches

Cómo comer en las noches

La última comida, es decir la cena es también importante. Muchas personas evitan el desayuno y otras la cena con el fin de reducir calorías a la dieta o porque su almuerzo ha sido muy grande, tarde o tal vez sintió que no tuvo una buena digestión.

Estas situaciones u otras donde se decide evitar alguna de las comidas principales no son saludables, sólo conducen a tener una siguiente gran comida, un desorden en los horarios, problemas de peso y probablemente en la salud.

Se estima que el requerimiento de calorías en una persona promedio es de 2000 calorías que deben ser repartidas a lo largo del día. Un ejemplo apropiado de distribución sería 35% de las calorías para el desayuno, 40% para el almuerzo y 25% para la cena.

Puede haber otras formas de distribución según la edad de la persona y sus necesidades, pero no debe olvidar que todas deben ser balanceadas en cuanto a los nutrientes.

La cena en particular no puede ser muy copiosa ni de digestión pesada, un ejemplo inadecuado sería un plato de segundo como en el almuerzo, porque pronto será la hora de descanso. En ese tiempo, nuestro metabolismo se reduce drásticamente, justamente para mantenernos en reposo. Pero si la cena es abundante, usted no terminará a tiempo su digestión forzando su cuerpo a seguir trabajando y no tener un descanso reparador.

Aquellas personas en etapa de crecimiento y desarrollo como los niños, que gastan muchas calorías como los deportistas, personas de bajo peso o con requerimientos especiales, se les puede aconsejar tener un plato de segundo para la cena con la salvedad de terminar al menos 2 horas antes de dormir.

¿Cómo debería ser la cena de un adulto sedentario?

Necesariamente de fácil digestión, nutritiva, no debe ser abundante, puede ser algo similar al desayuno y debe tomarse al menos 2 horas antes de acostarse.

¿Se puede comer fruta de noche?

La respuesta es sí, siempre con moderación. Existe la creencia de que la fruta de noche engorda, la fruta no cambia de propiedades ni se hace más energética cuando llega la noche, pero si durante el día hemos cubierto nuestras necesidades de calorías y a esto agregamos fruta u otro alimento aún cuando tenga pocas calorías, éste aporte adicional se acumula en nuestro cuerpo en forma de grasa.

El cuerpo es como una empresa y si le das energía no la va a perder, por el contrario la guarda como reserva. Un plato de fruta con yogurt descremado y germen de trigo es un ejemplo de cena para personas adultas sedentarias.

Aporta vitaminas, minerales, azúcares de fácil digestión, proteínas, adecuado aporte de grasa y suficientes calorías.

Aquí te doy más ideas de cenas apropiadas para aquellos que deseen cuidar su peso y su nutrición:

Opción 1:
1 vaso de yogurt descremado
1 tz de ensalada de fruta fresca
1 cucharada de germen de trigo
1 vaso de emoliente

Opción 2:
2 rebanadas de pan integral 2 rebanadas de jamón de pavo, hojas de arúgula y pimiento asado
1 vaso de leche

Opción 3:
120 g de filete de pescado en brochetas intercalar con piña y champiñones
Ensalada de vegetales
1 vaso de chicha morada natural

Opción 4:
1 pan pita con ¼ de palta un huevo duro y rodajas de tomate
1 vaso de jugo de naranja

Opción 5:
Sopa de pollo: 1 pieza de pollo sin piel abundante verdura como zapallo, brócoli, choclo, zanahoria, vainita, apio, poro, nabo
1 pocillo pequeño de compota de fruta o fruta seca

Si  todavía tienes dudas, no consigues organizar tus comidas o simplemente quieres asegurar que tu alimentación sea la adecuada para ti. No esperes más, busca la asesoría de un nutricionista